Testimonio de Marta (ingeniera)

PROBLEMA:

Marta se sentía insatisfecha profesionalmente y estaba buscando un cambio hacia un camino más alineado con ella, pero no sabía hacia dónde orientarse o qué rumbo tomar.

RESULTADO:

Gracias al método DQD, identificó múltiples opciones que podrían encajarle y descubrió su interés por el emprendimiento. Finalmente, se reubicó dentro de su empresa e inició una formación como Wedding Planner para lanzar su propio proyecto como organizadora de eventos.

«Antes del programa no sabía qué quería hacer, solo sabía que no sabía nada. Ahora me siento muy satisfecha, realizada, equilibrada, en paz conmigo misma y mi alrededor. Es una situación muy agradable donde sientes que tienes tú el control y que tomas tus propias decisiones».